Cambió el fútbol por el beach volley y se transformó en atleta olímpico

Te presentamos la historia de Mauro Zelayeta, que pasó de jugar en el club Aldosivi de su Mar del Plata natal, a representar a Argentina en Buenos Aires 2018.

Esta es otra de esas historias que nacieron a partir de la búsqueda de talentos para formar el equipo que competirá por Argentina en Buenos Aires 2018. Dos chicos que se encontraron, empezar a jugar al beach volley y hoy están en la víspera de transformarse en los representantes olímpicos de la disciplina.

 

"Hasta los 15 años jugó al fútbol y ese año me probé en un campus de beach volley. Quedé entre los seleccionados para Buenos Aires 2018 y cambié el fútbol por el volley. Hice inferiores en Aldosivi de Mar del Plata", le contó Mauro Zelayeta a La Licuadora Deportiva.

 

Junto a Bautista Amieva, oriundo de Tunuyán, Mendoza, ambos se preparan para ser una de las parejas candidatas para luchas por las medallas que se entregarán en el Parque Verde.

 

¿Cómo cambió Mauro su amor por el fútbol y se dedicó a jugar sobre la arena? "En los veranos jugaba al beach con amigos en el balneario y por eso me animé a probarme en el campus. Al quedar seleccionado, hablé con mi familia para cambiarme de deporte", relató.

 

En su camino a lo que será la participación en los Juegos Olímpicos de la Juventud, la dupla se destacó en el circuito sudamericano. Pero tuvieron su pico de rendimiento en el Mundial Juvenil que se realizó en Nanjing, en julio pasado. Llegaron a jugar el partido por la medalla de bronce, pero cayeron ante Pavel Shustrov-Alexey Gusev, de Rusia.

 

El camino de los argentinos incluyó una fase de grupos perfecta con victorias en sets corridos sobre Chile (Droguett/Lammel), Egipto (Youssef/Farahat) y China (Jiang/Yuan) para mantener más tarde el invicto frente a Francia (Tournier/Nicole) en el encuentro correspondiente a octavos de final. Ubicados entre los mejores ocho del mundo, vencieron 2-1 la pareja de Inglaterra (Bello/Bello J). En el partido por el pase a la final del certamen, cayeron ante los alemanes Pfretzschner/John.

 

"Estamos muy contentos con Bautista con los resultados que conseguimos en tan poco tiempo. Es como un hermano para mí y hace un tiempo que está viviendo en mi casa para poder entrenar juntos", dijo Mauro sobre su nuevo inquilino. ¿Y la relación de los dos con su entrenador?

 

"Junto con Bautista e Ian Mehamed formamos un gran equipo y estamos muy concentrados en los Juegos. Ya conocimos las canchas y la Villa Olímpica y me encantó todo lo que hicieron", expresó el marplatense.

 

Del 7 al 17 de octubre próximo, el estadio de beach volley recibirá a las mejores parejas juveniles del planeta. Y entre ellos estará el dúo Zelayeta-Amieva. Dos chicos que la vida encontró a través del deporte y que ahora construyen el mismo sueño olímpico.

 

"El beach me encontró y estar en los Juegos Olímpicos fue un sueño desde que me inicié en el proyecto. Estoy muy cerca y muy emocionado de cumplirlo", concluyó el chico que dejó el deporte más popular del país y no se equivocó.

"Cuando quedé seleccionado después que me probé para jugar al beach volley, le avise a mi familia que me cambiaba de deporte", dijo Zelayeta.

  • Negro Twitter Icono
  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro del icono de YouTube