1/3

CARNAVAL EN EL MARACANÁ

Con una fiesta repleta de color e historia, el mítico Maracaná recibió al mundo del olimpismo en la Ceremonia Inaugural de los primeros Juegos Olímpicos en Sudamérica. Luis Scola flameó la bandera más linda del mundo, que tendrá delegación récord en Río.

Sueño cumplido. Es que a pesar que todavía no se vistieron de celeste y blanco para competir y dar lo mejor, los deportistas argentinos vivieron una película que nunca olvidarán. Imágenes que se les quedarán grabadas para siempre. Para aquellos que ya están acostumbrados y para los que tuvieron su bautismo de fuego en el Maracaná.

 

En una ceremonia de inauguración que mostró todo el color, la historia y la cultura brasilera, los grandes protagonistas fueron los atletas. Esos que esperaron toda una vida poder vivir esos 50 segundos de desfile por un estadio cargado de memorias inolviables para el deporte. En primera fila, encabezándolos a todos, el gran capitán. Luis Scola, que vivió la elección como abanderado de una manera muy particular, se dio el gusto de mirar al cielo y pegarle una ojeada al manto celeste y blanco.

 

El guitarrista y compositor brasilero Paulinho da Viola entonó el himno de la sede olímpica, mientras que las nuevas tecnologías se fundieron con centenares de bailarines que mostraron el nacimiento de la vida en Brasil, acompañada por la llegada de nativos, europeos y africanos. Una mezcla perfecta para reconocer el espíritu de un pueblo festivo y arrollador.

 

Minutos antes de las 21, apareció nuestro orgullo. Ellos, los guerreros que van a dejar todos para llegar lo más lejos que puedan. Porque de eso se trata un Juego Olímpico: ir, competir y saber que sos parte de la historia viva de tu deporte.

 

 

REVIVÍ LA APERTURA DE RÍO 2016

 

  • YouTube - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Google+ - White Circle