press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/2

UNA LESIÓN DEJÓ AFUERA A EFFRON

Llegaba a Río 2016 con la expectativa de pelear por el oro en Judo, pero un desgarro lo obligó a retirarse de la prueba. La palabra de un luchador de la vida y el deporte que salió de Chamical, La Rioja, y llegó a ser medallista paralímpica.

En julio de 1990 nacía en Chamical, La Rioja, un nuevo integrante de la familia. Uno más que, con el tiempo, se convertiría en un nuevo judoca, el deporte marca registrada del apellido. El protagonista de esta historia es José Effron, disminuido visual, que es una de las grandes aspiraciones de medalla para la delegación argentina en los Juegos Paralímpicos. "Es un orgullo poder representar a nuestro país en un el evento más grande. Somo los embajadores de Argentina", cuenta el riojano desde su habitación en la Villa.

 

Después de caer ela definición de los 81 kilos ante el ucraniano Kosinov, José se planteó un cambio para su vida. "Tuve que dejar muchas cosas de lado para mejorar y seguir creciendo en mi carrera. Me instalé en Buenos Aires porque ahí contaba con todo lo necesario para prepararme de la mejor manera", explicó el judoca, que con 26 años no deja de soñar con volver a ser medallista paralímpico. Claro, esta vez quiere que el metal sea diferente al que consiguió en 2012. "Todavía no perdí el deseo de ganar el oro. Sigo aspirando a subirme a lo más alto del podio".

 

Metódico, entrenó muy duro durante todo el ciclo paralímpico para mantenerse entre los mejores de su categoría y clasificación a Río 2016. ¿Su motivación? Él mismo te la cuenta: "Nunca perdí el deseo ni las ganas de seguir creciendo y alcanzar nuevos logros, con constancia y sacrificio"

 

Todavía da vueltas en su cabeza la final en Londres ("Kosinov se sigue manteniendo entre los mejores y sigue siendo una espina para mi"), Effron trabajó con la certeza que será un duro rival para el que le toque verse las caras con él. "Me preparé para enfrentar a cualquiera de los mejores".

 

El viernes será el día. En el Arena Carioca 3, aquel chico que creció en un pequeño pueblo del norte argentino saldrá al tatami con el corazón listo para la acción. Feliz por el presente del movimiento paralímpico en Argentina, espera que, como sucedió en los Juegos Olímpicos con Pareto, el judo vuelva a ser gran protagonista en Brasil. "Paula es un ejemplo de sacrificio y trabajo. Ojalá tenga sus mismo poderes para subirme al podio".

 

  • YouTube - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Google+ - White Circle