press to zoom

press to zoom
1/1

La selección de Julio Velasco estuvo cerca ante Brasil, lo peleó de igual a igual, pero se quedó afuera de la semifinal olímpica. Más allá del quinto puesto y el diploma olímpico, su actuación en Río dejó en claro que hay futuro para este equipo.

CUARTOS DE FINAL: ARGENTINA 1 - BRASIL 3

 

La fiesta del Maracanãzinho era completa: show de luces, música y clásico sudamericano para definir al segundo semifinalista olímpico. Argentina y Brasil volvían a verse las caras tras la final panamericana en Toronto y esta vez, el festejo fue todo para los locales.

 

Argentina llegaba con ventaja en el historial olímpico ante Brasil, ya que en Seúl 1988, Atlanta 1996 y Sídney 2000, las victorias fueron para el equipo nacional. Sin embargo, esta vez no pudo dar el golpe ante un durísimo rival como Brasil, que se adueñó del partido en los momentos más difíciles y se impuso 3-1 con parciales 25-22, 17-25, 25-19 y 25-23.

 

El inicio del partido tuvo al equipo de Julio Velasco como protagonista. Con un buen arranque de Luciano De Cecco y de Cristian Poglajen (máximo anotador con 14 puntos), se puso en ventaja 8-5. Cuando Argentina se encontraba 15-14 arriba, Facundo Conte se torció el tobillo y tuvo que ser atendido. Se recuperó y pidió regresar a la cancha lo antes posible, pero Velasco decidió cuidarlo y volvió para el cierre, favorable a Brasil 25-22

 

Argentina empezó con todo el segundo parcial. Todo funcionó a la perfección, ya con Facundo en cancha. Sin errores significativos y con contundencia, los chicos lo cerraron 25-17 para poner el partido 1-1 y volver a empezar. Esta buena racha no siguió para el inicio del tercer set. Brasil sacó ventaja y se puso rápidamente 4-0 arriba, tomando el control del parcial. Argentina descontó en varias oportunidades, se puso cerca, pero no logró darlo vuelta. Fue 25-19 para los locales, con un gran trabajo de Wallace (24 puntos) en el ataque.

 

El cuarto parcial era a todo o nada. Argentina necesitaba descontar en el marcador para estirar el partido al quinto y si bien arrancó arriba 9-6, el equipo de Rezende impuso su experiencia y se aprovechó de los errores argentinos. Fue un cierre ajustado, que quedó en manos de Brasil, que ganó el set 25-23 para quedarse con el pase a las semifinales.

 

Nada que reprocharse para Julio Velasco y compañía. Después de terminar la primera fase como primeros en la zona, algo nunca antes conseguido, con cuatro triunfos en cinco presentaciones, le tocó el local en el cruce. Jugó un segundo set perfecto, pero no pudo mantener la intensidad en el tercero y le costó caro. La clave para que el vóley siga avanzado será que este proceso se mantenga. Y en eso, la continuidad del entrenador será clave para posicionarnos, definitivamente, entre los mejores equipos del mundo.

 

QUINTO PARTIDO: ARGENTINA 3 - EGIPTO 0

 

Hace unos días atrás, y a falta de una fecha para el cierre de la fase de grupos, Argentina se aseguraba un lugar en cuartos de final. Ahora, luego de derrotar a Egipto 3-0 (25-16, 25-19 y 25-20), los chicos argentinos quedaron primeros en el grupo B por primera vez en la historia de las participaciones olímpicas del voley masculino.

 

Argentina derrotó a Rusia, Cuba, Egipto e Irán y sólo perdió con Polonia. El equipo dirigido por Julio Velasco acumuló 12 unidades y por diferencia de puntos con los polacos, se quedó con el primer lugar de la zona.

 

Ahora es tiempo de seguir dando "batacazos", palabra muy utilizada por Velasco, aunque estos chicos quieren demostrar que el lugar que tienen no es una casualidad, sino producto de años de trabajo.

 

CUARTO PARTIDO: ARGENTINA 3 - CUBA 0

 

El equipo argentino ya está en cuartos de final: no es una hazaña, es el premio al trabajo de tantos años, a todos los inconvenientes que pasaron y a cada una de las penas que empezaron a sanarse en Toronto con la medalla de oro y que ahora, además de estar curadas, se transformaron en fuerza, temperamento y buen juego.

 

La selección masculina de voley clasificó a la siguiente fase cuando aún falta un partido por el grupo. Fueron superiores a Cuba y lo cerraron en sets corridos, con parciales 25-16, 25-14 y 25-16. Los titulares rindieron de manera excelente y los que entraron desde el banco, actuaron de la misma forma. Trabajo en equipo.

 

Con el cierre del partido, las lágrimas y los abrazos predominaron en los jugadores, familiares y amigos, que no pararon de alentar e hicieron del Maracanãzinho una fiesta. 

 

TERCER PARTIDO: ARGENTINA 0 - POLONIA 3

 

Argentina venía con toda la energía de la sorpresa ante Rusia, pero se topó con la experiencia y calidad de Polonia, último campeón del mundo. Aunque el equipo de Velasco lo peleó hasta el final, fue derrota en sets corridos 3-0 con parciales 21-25, 19-25 y 35-37.

 

En los dos primeros sets Polonia jugó un altísimo nivel, casi perfecto y no le permitió al equipo de Velasco encontrarle la vuelta. El tercer set fue para el infarto, levantando varios match points y con chances de estirar el partido. Sin embargo, Polonia lo ganó de contra, con un video challenge.

 

SEGUNDO PARTIDO: ARGENTINA 3 - RUSIA 1

 

Con el Maracanãzinho repleto, Argentina se hizo gigante. Consiguió un enorme triunfo para reafirmar el objetivo de avanzar a cuartos de final. La noticia del día es el batacazo del equipo de Julio Velasco ante el defensor del oro, Rusia. Fue victoria 3-1 con parciales 25-18, 18-25, 25-18 y 25-21.

 

Argentina tuvo un gran comienzo. En los bloqueos de Pablo Crer, los ataques de Facundo Conte y la concentración de Alexis González encontró la eficacia para ponerse en ventaja y tomar por sorpresa a Rusia. A esto se sumó la efectividad desde el saque y la inteligencia en la distribución del juego de Luciano De Cecco. 

 

Para el segundo set, los gigantes rusos se despertaron, recuperaron la memoria (tienen dos bronces en 2000 y 2008 además del oro en Londres) y rearmaron su ataque y bloqueo para quedarse con la manga. Más allá de haberlo perdido, Argentina tuvo un buen desempeño.

 

Con el partido empatado 1-1, ambos salieron a jugar el tercer set para poder sacar ventaja. Argentina fue paciente y trabajó cada punto. En cambio, los rusos se mostraron enojados y erráticos ante el gran desempeño de todo el equipo de Velasco.  

 

El cuarto set fue para poner en un cuadro. Emociones, grandes jugadas. Los chicos argentinos dejaron todo y más. Demostraron a que vinieron, en silencio, en voz baja, pero está más que claro. Argentina lo ganó 25-21 y dio el batacazo de la jornada. Ahora tendrán casi dos días de descanso para cruzarse con otro duro rival como Polonia, el jueves a las 15.

 

PRIMER PARTIDO: ARGENTINA 3 - IRÁN 0

 

Inmejorable comienzo para Argentina: la selección de vóley le ganó a su par de Irán por 3-0, con parciales de 25-23, 26-24 y 25-18. De esta manera, obtuvo puntos muy importantes para el desarrollo del grupo B y logró imponerse a un equipo que en los últimos encuentros le trajo complicaciones. Los dirigidos por Julio Velasco ya piensan en el rival del próximo martes por la mañana, Rusia.

           

El partido fue cerrado, con buenos planteos por parte de dos grandes entrenadores que se conocen demasiado. Por el lado de Argentina, Velasco; por parte de Irán, Raúl Lozano junto a Juan Manuel Cichello. Todos argentinos, todos con ganas y ansias de un gran debut.

 

Argentina, campeón panamericano en Toronto, sabe que Río 2016 son una gran prueba y por eso, no quieren dejar escapar nada. Los iraníes, que tienen una magnífica base creada por el propio Velasco (2010 - 2014) y mantenida por Lozano, sabían que nada era imposible. Jugaron un partido de igual a igual, pero las definiciones más finas y algunas diferencias técnicas de los más destacados jugadores albicelestes le dieron el triunfo a los sudamericanos.

 

Tanto los titulares como los suplentes argentinos mostraron muy buen nivel, las palabras de Velasco desde el banco fueron muy claras y las excelentes apariciones de jugadores de la talla de Facundo Conte y Cristian Poglajen y buenos momentos de José Luis González y Luciano De Cecco, le dieron la victoria a los medallistas en Toronto.

  • YouTube - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Google+ - White Circle