1/1

"PAGUE CARO MIS PROPIAS DECISIONES"

Con una seria autocrítica, Emma Lucenti habló después de su tercera experiencia olímpica, en la que se despidió en 16avos. "Lo que sucedió me sirve para cambiar e intentar por última vez en Tokyo", dijo el tucumano. Su palabra junto a La Licuadora Deportiva en Río.

A corazón abierto. Como siempre, Lucenti. Porque puede ganar o perder, pero su personalidad es de esas que enamoran a cualquiera que lo cruza y lo conoce un poco. Muy joven e inexperto en Beijing y casi podio en Londres, Emma llegó con lo justo a Río. Una lesión en el hombro izquierdo, a principios de año, le hizo perder el lugar en el ranking de clasificación directa. A partir de eso, intentó recuperarse lo mejor posible para llegar en condiciones a la cita olímpica. 

 

La jornada sobre el tatami comenzó ante Elías de Líbano. Fue una pelea pareja, hasta que el rival del tucumano fue descalificado por un movimiento peligroso. "Me agarró con la pierna y me sonó el codo", contó. Ya en instancia de 16avos, se topó contra Valois-Cartier, bronce en Londres 2012. Cuando promediaba el duelo, Lucenti logró un waza ari, pero el canadiense se recuperó rápido e igualó las acciones. "No pensaba tirarlo con esa barrida, me sorprendí", explicó. Por acumulación de shidos (amonestaciones), el argentino perdió y se quedó sin su sueño de medalla.
 

Relajado después del combate, se mostró feliz por haber competido mano a mano con los mejores. Pero también marcó sus errores en la preparación. "Pagué caro decisiones personales y deportivas. Esto me sirve para pensar en Tokyo y cambiar", analizó Emmanuel, que no perdió el tiempo y ya planifica en su interior su nuevo camino rumbo a Japón.

 

  • YouTube - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Google+ - White Circle