press to zoom

press to zoom
1/1

GARRA, CORAZÓN Y SANGRE

El rugby regresó a los Juegos Olímpicos luego de 92 años y Argentina completó un muy buen campeonato finalizando en la 6º posición. La sangre y el corazón Puma se hicieron sentir en Deodoro. Repasá la emoción de Santi Gómez Cora, entrenador del equipo, depués de su experiencia en Río 2016, junto a La Licuadora Deportiva. 

¿Cómo no alentarlos? ¿Cómo no sufrir con ellos? ¿Cómo no arengarlos cuando están cerca del in goal contrario? Los Pumas 7s dejaron su sello en Río y provocaron estas y más sensaciones a quienes los siguieron. Por primera vez se jugó en la modalidad de siete jugadores, ya que en las ediciones anteriores (Paris 1900, Londres 1908, Amberes 1920 y Paris 1924) fue en versión de 15.

 

En Deodoro, el equipo argentino finalizó en el 6º lugar y se adjudicó un diploma olímpico, luego de tres jornadas agotadoras, física y mentalmente, con varias lesiones y el público que acompañó al equipo de principio a fin. ¿Cómo fue el camino hasta llegar al sexto lugar? Integraron el grupo A donde derrotaron, en un partido de grandes emociones a Estados Unidos por 17-14. Más tarde fue el turno de cruzarse con el campeón del circuito: Fiji. Fue un duelo vibrante, de ida y vuelta, donde los oceánicos se impusieron 21-14. Para cerrar la zona, aplastó al local 31-0. De esta manera, Argentina clasificaba a cuartos de final.

 

El cruce fue ante Gran Bretaña, potencia mundial. Los Pumas mostraron, como todo el torneo, un gran juego colectivo, pero no pudieron quebrar el cero en el tiempo regular. Cada equipo, sobre el final del encuentro, tuvo un penal a favor. Los británicos estrelló el suyo en el palo, mientras que el ejecutado por Gastón Revol se fue desviado y no pudo darle la victoria al equipo argentino. En tiempo suplementario, ya con mucho cansancio y menos energías, el try de oro convertido por los europeos selló la eliminación albiceleste. Todo fue tristeza y llanto, pero como dijo el técnico al finalizar el partido, quedaban dos batallas más para estar lo más arriba posible.    

 

En la pelea por el 5º al 8º puesto, el equipo le ganó a Australia por 26-21 luego de estar la mayor parte del partido en desventaja y en la disputa por el 5º lugar, los chicos argentinos perdieron 17-14 ante los All Blacks. A pesar del resultado, es importante destacar que llegaron a estar 0-17 y que tuvieron una gran remontada que los llevó a quedar a sólo tres puntos de los oceánicos.

 

Los Pumas 7s fueron un equipo íntegro, que dio todo en cada jugada y que sólo se quebró cuando quedó eliminado, porque si hay algo que los caracteriza, es que nunca se dan por vencidos. Argentina quedó en la historia de esta nueva etapa del rugby en los Juegos Olímpicos. Garra, corazón y sangre. Pumas en su máxima expresión.

 

EL PODIO: Fiji se quedó con el oro luego de aplastar a Gran Bretaña por 43-7. El bronce fue para Sudáfrica que le ganó a Japón 54-14.

 

A MATÍAS MORONI LE GUSTA EL SUSPENSO: el jugador de CUBA marcó los tries de las victorias ante Estados Unidos y Australia. Siempre sobre el final y en desventaja, aprovechó su velocidad y fue efectivo.

 

SANTI GÓMEZ CORA, UN TÉCNICO QUE SIENTE COMO JUGADOR: tal vez porque lo demuestre, tal vez por su sangre Puma, pero genera desde el banco sensaciones que otros no. Sus formas, sus tratos, sus palabras, lo acercan a los jugadores. El máximo anotador de tries de equipos de siete, ahora lleva muy bien este gran desafío de jugarlo desde otra posición.

 

  • YouTube - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Google+ - White Circle