El camino del hombre récord en el salto en alto: se despojó de las presiones y descubrió una nueva versión como atleta

La historia de Carlos Layoy, un hombre que crece a los saltos y que tiene la mejor temporada de su vida después de quebrar su propia marca y ganar su primera competencia internacional en el Campeonato Iberoamericano en Perú.

Acaba de lograr el resultado internacional más importante de su carrera deportiva. ¿Cómo lo logró? Gracias a un cambio en su forma de pensar, de visualizar la preparación para la competencia.

 

Carlos Layoy es el hombre récord del salto en alto argentino. En los Juegos Suramericanos de Cochabamba 2018 mejoró por un centímetro su registro que tenía casi seis años de duración. Salto la varilla a 2.25 metros en el Estadio Municipal, lo que además le valió ser de bronce.

 

Pero más allá de subirse al podio en la primera parada del ciclo olímpico rumbo a Tokio 2020, consiguió el título en el Iberoamericano de Trujillo, Perú. "Estoy feliz por el título, pero mi objetivo es mejorar la marca y aspiro a torneos más importantes porque sé que puedo llegar", le dijo Layoy a La Licuadora Deportiva.

 

¿Cómo fue su reacción después de ganar su primer título a nivel internacional? "A Trujillo llegué con molestias y lesiones y no sabía hasta que salí a competir cómo iba a estar. Mi último torneo fue Cochabamba 2018. Todavía no caigo del torneo que hice y de la medalla que obtuve”, explicó.

 

El correntino, que tiene en su haber más de 20 competencias saltando al menos los 2.20 metros, logró un avance que, para él, será clave en el proceso de búsqueda de su máximo objetivo: convertirse en atleta olímpico.

 

"Desde el año pasado me propuse competir sin presión porque no estaba disfrutando los torneos y a partir de esa decisión empezaron a llegar mejores resultados", explicó Layoy.

 

"Me aferré a las energías y a alejarme de aquello que me hacía mal. Hablé mucho con mi entrenador y mi familia. Busco llenarme de cosas positivas y disfrutar de las competencias", agregó.

 

Ser positivo, clave en la nueva vida del hombre récord del atletismo argentino, que ya piensa en lo que viene en su carrera. Con la modificación en el formato de clasificación olímpica impuesto por la IAAF -se cambió y ahora las plazas se otorgarán por posición en el ranking y no por marcas-, para Layoy eso no es un obstáculo. Piensa en lo que quiere. Sueña con lograr representar al deporte argentino en los Juegos Olímpicos.

 

"Todavía no entendemos mucho el nuevo sistema de clasificación para Tokyo 2020, pero no pienso regalar nada y me veo adentro de Lima 2019 y de los próximos Juegos Olímpicos".

"Desde el año pasado me propuse a competir sin presiones", dijo el hombre récord del salto en alto en Argentina.

  • Negro Twitter Icono
  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro del icono de YouTube