El cambio de vida de Santiago Grassi valió la pena desde el primer día

Santiago Grassi terminó un nuevo año nadando para la Universidad de Auburn en Estados Unidos y cerró la temporada de la NCAA mejorando su récord nacional en 100 metros mariposa. ¿Cuál fue la clave que lo llevó a lograr una nueva marca? En La Licuadora Deportiva el nadador analizó por qué tardo dos años en mejorar su producción en la pileta.

"Terminé esta temporada de la mejor manera. Hace mucho tiempo quería bajar mi récord. Tuvimos un cambio de todo el equipo de entrenadores. Aposté a que esto iba a salir muy bien y a que podía lograr esto después de tres años".

 

Antes de comenzar una vacaciones en familia, Santiago Grassi analizó en La Licuadora Deportiva la temporada que acaba de terminar en Estados Unidos.

 

Con 21 años, el santafesino está asentado en la Universidad de Auburn, en Alabama, la que se transformó en su casa después de su estreno olímpico en Rio 2016.

 

Buscaba un salto de calidad. Buscaba poder mejorar sus parámetros de entrenamiento y volcar esas tareas en la competencia. ¿Cuál es la fórmula que tiene uno de los programas universitarios más famosos de la potencial mundial del deporte?

 

"Entrenamos de otra forma, todos los días muy fuerte. Nos hicieron ver que lo que creíamos imposible, no era así. Que nuestro esfuerzo tenía que estar siempre presente. Ahora se cambió el equipo técnico, es más joven y con energías positivas", analizó.

 

Y los resultados no tardaron en llegar con el nuevo staff de entrenadores. El nadador bajó el récord nacional en los 100 metros mariposa -su especialidad- que había conseguido en Toronto2015 para ser segundo en la prueba. ¿De cuánto fue la mejoría? Pasó de 52.09 a 52.04.

 

Su decisión de viajar a vivir a Estados Unidos sabía que implicaría ciertas modificaciones, pero es algo que no lo incomodó. Es más, no tuvo que pasar mucho tiempo para confirmar que su elección había sido la correra.

 

"Desde el primer día que llegué a Auburn noté que el cambio valió la pena. Me llevó mi tiempo acostumbrarme al nuevo sistema de entrenamiento y recién este año pude bajar las marcas en todas mis pruebas. El cambio fue muy positivo", explicó el nadador que volverá a competir con el equipo argentino.

 

Eso será en el Campeonato Sudamericano de natación que se llevará a cabo en Trujillo, Perú, en octubre. Una prueba más para que Santiago Grassi confirme que no pude haber elegido mejor para seguir expandiendo su crecimiento.

"Desde el primer día que llegué a Auburn noté que el cambio valió la pena".

  • Negro Twitter Icono
  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro del icono de YouTube